LO PROFUNDO PRONUNCIADO

Lejos de los malos tiempos, donde nuestro pronunciamiento sea lo único. Volver y reprender del ayer, siempre de tu mano. Bailar, y agarrarte de la cadera para no soltarte ya. Tenerte en mi boca, segundo de redención. Entre delirios, quedarme pillado por tu poesía inmensa. No robar más flores del jardín. Plantarlas, verte germinar mes…

ESCALANDO MIS MISERIAS

Planeando. Reinsertarme otra vez. Renacer. Despojarme de tu cielo presente entre sábanas. Dirección a la disección de mis pecados más im-puros. Lo prometo. Era bueno, hasta que los malos gestos me convirtieron en roca. Las frases sinceras se convirtieron en un obstáculo para mostrar mi amor. No lo tenía planeado pero así fue. Yo, el…

CONTIGO

Las clases y las calles, me enseñaron a escribir con prisa. Tu cuerpo desnudándose en aquella habitación, a predicar escritura lenta. Adrián Barriga Rivera.

NOCHEBUENA

Llevamos el gen de lo bélico instaurado. No podemos evitarlo. Somos asesinos. Débiles. Desde que el mundo es mundo no hemos hecho sino matarnos. Cuántos kilos de muertos lleva en silencio la historia, consigo. La misma tierra, la misma sangre, las mismas amapolas en Flandes. Entre sempiternas-cruentas batallas crecemos y morimos, solo un poco. Ayer…

NADA IMPORTA

Fui ordenado cremar por Nerón. Hallé consuelo en el resguardo, que me brindaron las calles dogmatizadas por la doctrina del Imperio. Considerado necio a la hora de acontecer, maté el tiempo entre permutas de odio y soporté la inclemencia de los cielos fragmentados. Me despojaron de la identidad. Me quitaron todas las posesiones que un…

CRECER

Crecer es darse cuenta, que en esta vida todo pasa y pesa. Rememoro volver al niño, que cenaba sin pensar sobre la mesa, que dibujaba inocencia con lápices de colores, y que jugaba a casarse con Lidia en parvulitos. Ahora, que solo ceno pensamientos devastados. Ahora, que no creo en lápices de colores. Y ahora,…

ALGUNA TARDE

Alguna tarde, hablo de esas tardes largas, en las que vuelve la presión del pecho, dejo abrir el corazón a regañadientes. Me dejo rasgar entre recuerdos de nostalgia, imaginándome cómo será ahora esa mirada, quitándole a todo mi alrededor importancia. Echando de menos por dentro, fuera lo oculto, aquellas charlas contigo, que desprendían complicidad dolora….